Comienza programa de convivencia escolar gracias a alianza entre Impulso Docente y Coagra

Con gran entusiasmo, anunciamos el lanzamiento de una iniciativa en el ámbito de la educación técnico profesional agrícola en Chile, fruto de la colaboración entre Impulso Docente y Coagra. Este proyecto se puso en marcha este 2024 con un piloto en el Liceo Bicentenario Agrícola Marta Martínez Cruz, ubicado en Yerbas Buenas.

Este se da de la mano con el respaldo de SNA Educa, que cuenta con una red de 12 liceos técnicos profesionales agrícolas, y el apoyo financiero y humano de Coagra, este piloto promete ser el apoyo y colaboración en la convivencia escolar del establecimiento.

El objetivo es doble: por un lado, implementar un programa de convivencia escolar que mejore significativamente el ambiente educativo y, por otro, demostrar con datos y testimonios reales el impacto de nuestras intervenciones. Para ello, nos hemos propuesto lograr una implementación ejemplar, en se vea una disminución de las denuncias a la Superintendencia de Educación, los episodios de violencia y las faltas gravisimas. También se espera tener un aumento en los casos de convivencia escolar resueltos, que sean valorado tanto por directivos como por la comunidad educativa en su conjunto.

Una parte fundamental de este proyecto es la recopilación de evidencia y la creación de registros audiovisuales que permitan no solo evaluar el éxito del piloto, sino también compartir nuestras experiencias y aprendizajes. Asimismo, esperamos que la participación activa de los voluntarios de Coagra aporte un valor añadido significativo a la formación de los estudiantes. Dentro del piloto los estudiantes tendrán contacto constante con voluntarios de la empresa, a través de charlas motivacionales y visitas a sus sucursales.

Para María Victoria Salinas, Jefa Docente del Liceo Bicentenario Agrícola Marta Martínez Cruz, es muy importante la alianza con Coagra.

“Impactan directamente en el proceso de enseñanza y aprendizaje de nuestros estudiantes y fortalece las habilidades socioemocionales que ellos van a desempeñar en el campo laboral más adelante. Además, Coagra también está realizando charlas motivacionales a nuestros estudiantes en la parte técnica, enfocado a los niños de primero a cuarto medio, lo que va a ser muy positivo, acercando a los estudiantes al mundo del trabajo”.

“Estamos ante una oportunidad única de impactar de manera profunda y sostenible en la educación técnico profesional agrícola. A través de este piloto, y con la colaboración de todos nuestros socios y voluntarios, buscamos no solo enriquecer la experiencia educativa de los estudiantes, sino también prepararlos para enfrentar los desafíos del futuro en el sector agrícola. Este es solo el comienzo de un proyecto ambicioso que, esperamos, se expanda y fortalezca en los próximos años.”, comenta Florencia Mingo, Directora Ejecutiva de Impulso Docente.