2.2. Autorregulación